La Energía Eolica del Pueblo

julio 25, 2018
|
EWT

Durante los dos últimos años, se ha visto en México un crecimiento exponencial de los proyectos de generación eléctrica a través de energías limpias de gran escala impulsados por la reforma energética. Esto es sin duda, un impulso al desarrollo sustentable del país y ha colocado a México entre los países que más avanzan en esta línea en Latino América transformando y diversificando la matriz energética del país y limitando así la dependencia del exterior.

Por otro lado, estos grandes desarrollos han sido realizados en su mayoría por empresas extranjeras que en algunos casos hasta han traído personal de baja calificación (operarios de construcción) del extranjero para la implementación de dichos parques (como es el caso de algunas plantas solares de gran escala), teniendo un impacto mínimo en las economías locales donde dichos proyectos se implementan.

La energía distribuida, sin embargo, además de ser mucho menos intrusiva social y medioambientalmente que los grandes desarrollos, tiene a su vez un impacto mucho mas visible en las economías locales, de forma que se crean empleos localmente, permite el desarrollo de un entramado empresarial local de pequeña y mediana empresa que es la base de una economía productiva y sostenible.

Hemos visto como en México, la energía distribuida dada a como está planteada a la regulación actual únicamente ha desarrollado el componente solar y sobre todo instalado en techo. Esto, aunque positivo no es suficiente. En México existen zonas en las que el potencial eólico es mucho mayor al solar por distintas razones (radiaciones solares medias, altas temperaturas, limitación de espacio disponible, etc), por lo que tendría sentido en dichas ocasiones impulsar el uso de otras tecnologías dentro de un esquema de energía distribuida.

Esto por un lado, ayudaría a que la matriz energética sea más eficiente, ya que estaremos generando energía donde la vamos a consumir y no durante unas horas establecidas durante el día (lo que pasaría usando únicamente energía solar). Estos proyectos de pequeña y mediana escala (hasta 1MW de potencia instalada) además crean muchos puestos de trabajo locales (no tiene sentido traer maquinaria ni personal de fuera para la implementación de un único aerogenerador). Los proyectos eólicos en sitio o distribuidos (de 1 o dos aerogeneradores de tamaño mediano, 1MW) no tienen impactos significativos  medioambientales, sociales o necesitan de grandes refuerzos en las líneas de distribución y a su vez ayudan a hacer dicha red más estable.

Existen numerosos países que han implementado este tipo de proyectos por todo el mundo (en Europa donde muchas fábricas, explotaciones agrarias, plantas de tratamiento de agua y comunidades, entre otros ejemplos) donde al no necesitar de un capital de tanta intensidad se abre la puerta a inversión local, dejando así que las economías locales se beneficien de dichos proyectos.


Energía Eólica Distribuida – Modelo comunitario

EWT, empresa líder en energía eólica distribuida, durante los últimos años ha implementado modelos innovadores para impulsar proyectos eólicos comunitarios en donde la población local ha sido la principal beneficiaria de implementar este tipo de proyectos sostenibles.

En Holanda, existen proyectos de este tipo y podemos poner como ejemplo el modelo de negocio creado por EWT y que ha desarrollado los llamados proyectos “Buurtmolen” o en su traducción al español, Molino de la comunidad. Este modelo funciona de la siguiente manera:

  • Se desarrolla e implementa un aerogenerador en una zona con potencial eólico y de la mano de la comunidad que reside en dicho lugar. Creándose una cooperativa energética que será la que tenga el control del proyecto.
  • Se permite a toda la comunidad formar parte de la cooperativa teniendo de esta forma el beneficio de obtener energía limpia a un precio más competitivo.
  • En Holanda la energía generada por este tipo de proyectos se encuentra libre de impuestos, por lo que la comunidad además de tener energía mas barata tiene un beneficio adicional al estar dicha energía liberada de impuestos.
  • Se permite una medición neta de la energía generada por este tipo de proyectos y los participantes de la cooperativa que se encuentren dentro del nodo local de distribución
  • Se permite la inversión en dichos proyectos desde cantidades tan pequeñas como 10.000 MX, distribuyendo los beneficios económicos de la distribuida entre los socios capitalistas de la misma.

De esta forma se crea un proyecto energético limpio bajo un modelo de economía colaborativa y local que tienen numerosos beneficios para la comunidad, desde energía mas barata, limpia y sostenible. Además de ayudar a tener una red de distribución local mas estable, lo cual se traduce en menos cortes de luz. Y como punto fundamental, la comunidad toma el control de su gestión energética, haciendo accesible además la inversión para todo tipo de personas en estos proyectos y ofreciendo buenas rentabilidades. En México, a su vez podrían crearse diferentes fórmulas para impulsar dichos proyectos. Ideas que nos gustaría explicar a continuación:

  • Implementación de una regulación específica para proyectos eólicos distribuidos y que sirvan a comunidades contemplando:
    • Facilidad de permisos (mismo esquema de excepción que la actual ley de generación distribuida, pero hasta 1MW en el caso de los eólicos, ya que la tecnología necesita de dicha extensión para ser competitiva).
    • Medición neta para todos los clientes residenciales o industriales en el área del proyecto.
    • Modelo legal específico para dicho tipo de cooperativas.
    • Excepciones fiscales, depreciación acelerada, u otros mecanismos de promoción que ya han sido usados en México y otros países.
  • Formulas o fondos que permitan el financiamiento de este tipo de proyectos de una manera accesible (créditos blandos), por parte de entidades federales o bien de las mismas municipalidades.
  • Fondos o opciones para que los municipios propiamente puedan implementar este tipo de proyecto que beneficien a su comunidad siendo el municipio mismo el que obtenga los beneficios económicos del proyecto y que puedan ser usados para distintos proyectos sociales o de desarrollo de las infraestructuras locales, ya sean energéticas o de otra índole.
  • Regulación para que los municipios en sí mismos puedan ser los promotores, gestores y dueños de dichos proyectos.

En México, ya existe una primera iniciativa de un proyecto eólico distribuido y que además es a su vez comunitario pues sirve a la comunidad de Puerto Peñasco (Sonora) a disminuir su coste energético.

EWT se presenta como voluntarios para aclarar cualquier duda y apoyar a la promoción de proyectos eólicos comunitarios a lo largo de la república, para ello no duden en ponerse en contacto con nuestro equipo local basado en la Ciudad De México.

Elie Villeda

Business Development Mexico

+52 (1)55 3399 19 61

Contacto